Hombre de Acero, El

Título original: Man of Steel
Estreno Original:
14 de junio, 2013
Director: Zack Snyder
Guión: David S. Goyer
Reparto: Henry Cavill, Amy Adams, Michael Shannon, Diane Lane, Kevin Costner, Russell Crowe, Laurence Fishburne, Antje Traue, Ayelet Zurer, Harry Lennix, Christopher Meloni, Richard Schiff

El Hombre de Acero es una muy buena historia sobre el origen de Superman. No es excelente, pero es muy buena.

La cinta inicia con el nacimiento de Superman. Por supuesto, él era Kal-El en ese entonces. Nace justo cuando la incompetencia de los líderes de Krypton han llevado al planeta a su destrucción inminente, y en medio del golpe de Estado del General Zod. Sus padres le mandan en una nave espacial a la Tierra, con la esperanza de que se puede crear un nuevo Krypton, y también ayudar a la humanidad a superarse. En la siguiente escena ya tenemos a un Kal-El adulto, o mejor dicho, Clark Kent, haciendo buenas obras y tratando de mantener un perfil bajo. Pero ahora el General Zod está en la Tierra y tiene previsto utilizar Kal-El para crear un nuevo Krypton en nuestro planeta, lo que significaría erradicar totalmente a los seres humanos. Nuestro héroe no está de acuerdo con eso.

Henry Cavill hizo un trabajo adecuado como Superman. Se ve como tal y, a pesar de lo que algunas fotos promocionales mostraron, tiene un rostro bastante amable la mayor parte del tiempo. Aquí se nos muestra Clark Kent como un buen hombre, que lucha por controlarse cuando se enfrenta a los idiotas del mundo. Pero se las arregla incluso si no está por encima de vengarse sin lastimar físicamente a alguien. Actúa muy humano y eso es genial. Eso es todo gracias a los Kent. Costner y Lane fueron excelentes como los padres de Clark Kent, especialmente cuando Costner habla con un Clark niño acerca de cómo él está destinado para cosas más grandes, por lo que tiene que proteger su secreto hasta que sea el momento justo. Por cierto, todo el pasado de Clark es contado en forma de flashbacks, los cuales están bien hecho y se ven interesante.

Los otros padres de Superman también estuvieron geniales. Los pocos momentos de Zurer como Lara eran muy conmovedores, como una madre que tiene que dejar que su recién nacido para que pueda tener un futuro. Crowe fue uno padre más estoico como Jor-El, y su “conciencia virtual” actua más como un mentor que un padre, pero eso es lo que espera del papel.

Luego estaba Lois Lane. A pesar de que Amy Adams no se veía como estamos acostumbrados a Lois Lane se vea (¡tenemos a una Lois pelirroja!), ella logra canalizar toda la actitud de intrépida reportera necesaria. Además, ella fue bastante útil. Aunque Lois siempre ha sido una mujer proactiva, ella también solía ser una damisela en apuros. Pero en El Hombre de Acero, Lois ayuda a Superman (y por ende a la humanidad), e incluso hizo un buen equipo con el Jor-El virtual, aunque ella también tuvo que ser rescatada en varias ocasiones.

Los otros seres humanos importantes son el jefe y los compañeros de trabajo de Lois del diaro El Planeta, y de ellos fue Fishburne como Perry White quien resaltó. No sólo era un jefe, sino un mentor, y se podía ver con claridad lo mucho que se preocupaba por sus empleados.

Por supuesto, también estaban los militares, con científico propio incluido. También hicieron un buen trabajo al ayudar a Superman salvar a la humanidad.

Por otra parte, estaban los malos. Especialmente Shannon como el General Zod y Traue como Faora. Ésta era una guerrera bastante formidable y tenía una especie de rencilla con el coronel Hardy (Meloni). Pero, por supuesto, Zod fue el espectáculo principal, tan exagerado como aterrador. Sus fines no eran malos en sí, pero sí la forma en la que quería conseguirlas. Y sus power-ups fueron muy interesantes de ver.

Esto nos lleva al tema de los efectos especiales. Estoy sorprendida por la cantidad de Krypton que vimos. Fue un buen momento que mostró que tan aliens son estos kryptonianos a pesar de se ven básicamente como nosotros. El otro gran efecto fue el vuelo de Superman y lo feliz que se veía cuando finalmente logra hacerlo. Y luego estaba la esperada lucha contra Zod, que aunque visualmente impresionante se sintió algo larga. Pero también me hizo pensar que ya estamos tecnológicamente listos para una película live action de Dragon Ball Z. Pero el exceso de estilo y vistosidad es de hecho el sello de Zack Snyder. Más allá de que algunos esperaban, esto es de hecho el bebé de Snyder, y Nolan era sólo ese padre incumplidor que ve a su hijo de vez en cuando.

Dicho esto, también debo mencionar la banda sonora, que estuvo impresionante. Hans Zimmer no es John Williams, pero no tiene que serlo. Su banda sonora es bastante más inquietante y tan épica como la que estamos acostumbrados.

Por último, la película no era tan sutil en las comparaciones con Jesucristo y, por supuesto, tenía que recordarnos que Superman es gringo. Por cierto, sé que lo llamo Superman a cada rato, pero ese nombre sólo se menciona una vez. Él es sobre todo Clark o Kal-El.

Después de esto, de hecho que tendremos una secuela, y una película de Justice League.

Rating: ★★★¾☆ 

Deja un comentario