Rogue One: una historia de Star Wars

rogue-one-afiche

Título Original: Fantastic Beasts and Where to Find Them
Estreno Original: Diciembre 16, 2016
Director: Gareth Edwards
Guión: Chris Weitz, Tony Gilroy
Reparto: Felicity Jones, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Mads Mikkelsen, Alan Tudyk, Jiang Wen, Riz Ahmed, Forest Whitaker, James Earl Jones

Por mucho que amo Star Wars: El Despertar de la Fuerza, no puedo ignorar las críticas de que es similar a Star Wars: Una Nueva Esperanza. Esa es la razón del interés de muchos por Rogue One: una historia de Star Wars. Este era el experimento de Disney, para saber si podían hacer cosas diferentes e interesantes con su más nueva franquicia. Y había un gran potencial en esta primera “historia de Star Wars“, parte del universo, pero no de la historia principal. Luego llegaron las noticia de grandes cantidades de reshoots, cambios de última hora en el guión y demás, y la gente empezó a preocuparse de que podría no funcionar después de todo. Bueno, no teníamos nada de qué preocuparnos. Disney tiene la franquicia de Star Wars en buenas manos.

Rogue One trata de Jyn Erso (Jones) y una banda de los rebeldes más rebeldes en una misión para obtener los planos de la Estrella de la Muerte para, con suerte, ponerle fin a la misma. Así que, básicamente, es el opening crawl de Una Nueva Esperanza.

Aunque esta película es una secuela de La venganza de los Sith, es sobre todo una precuela de la película original y, de hecho, empalma perfectamente con la primera película.

El reparto principal entero era bastante encantador, aunque fue sólo Jyn Erso la que consiguió un arco narrativo completo. Al inicio de la película, ella le interesa poco la causa, para luego unirse por razones personales y, finalmente, descubre razones más grandes que ella misma para seguir adelante con la misión. Dicho esto, de todos los personajes, fueron K-2S0 (Tudyk) y Chirrut Imwe (Yen) los que robaron el show. El primero es el droide imperial reprogramado por Cassian Andor (Luna) para servir a la Alianza Rebelde, y es el personaje más sarcástico a bordo. Chirrut es el monje guerrero ciego que tiene una relación interesante con la Fuerza, incluso si no es sensible a ella, está a cargo de algunos de los impactos emocionales de la historia, un toque de humor y muchas de las mejores escenas de acción.

Los personajes principales incluyen a Cassian Andor, que es la primera persona de la Alianza Rebelde que conocemos que camina al filo de lo correcto; que ha tenido que hacer cosas terribles porque esto es una guerra y por lo general no se sale de ella con las manos limpias, y es bueno una película de Star Wars lo reconozca. Luego tenemos a Baze Malbus (Wen), un asesino a sueldo y el mejor amigo de Chirrut, que está lidiando con una crisis de fe; y Bodhi Rook (Ahmed), ex piloto imperial quien cambia de bando y es quien lleva el mensaje secreto que dará inicio a la historia.

Fuera del equipo principal, Galen Erso es uno de los que resalta, con Mikkelsen interpretando con sufrimiento estoico al padre que Jyn no ve en años, que además es el ingeniero principal de la Estrella de la Muerte. En él tenemos por fin una razón lógica de algo que los fans de Star Wars se han preguntado durante mucho tiempo. Luego está Whitaker como Saw Gerrera, un veterano de las Guerras Clon, cuyos prácticas extremistas y prácticamente terroristas le hicieron alejarse de la Alianza Rebelde, y que por momentos se ve sobreactuado.

En cuanto al villano, Mendelsohn interpreta a Orson Krennic como un hombre desesperado por el reconocimiento, que claramente tuvo que luchar su camino a la cima, y ​​no va a dejar que algunos “pequeños” retrocesos arruinen sus planes. Su relación con Galen es muy interesante debido a su historia compartida. Otras relaciones interesantes son las que tiene con los personajes icónicos como Darth Vader (voz de Jones). Él no aparece mucho, y de hecho, si no estuviera allí no lo extrañaríamos mucho, excepto en los últimos momentos.

En cuanto al otro personaje con quien Krennic interactúa más, digamos que se utilizó el CGI para que podamos ver los personajes que no tendríamos de otra manera porque los actores han fallecido o han envejecido de manera notoria. El CGI utilizado en esos casos es irregular, por momentos impecable y por otros te llevan al “valle inquietante“, pero igual logran el impacto deseado.

También podemos ver a los personajes de la trilogía precuela, como Bail Organa (Jimmy Smits) y Mon Mothma (Genevieve O’Reilly, y no Caroline Blakiston quien la interpretó originalmente en El Retorno del Jedi), que nos muestran que la Alianza Rebelde no eran necesariamente la gente más dispuesta, con disensión y gente que actúa a espaldas de otros.

Y sí, estamos plagados de referencias y fanservice, pero estos no se hacen cargo de la historia. De hecho, Rogue One trata de mantenerse alejado de la apariencia de las películas principales, no tiene opening crawl, no tiene la misma edición (adiós a las transiciones clásicas), o la fotografía (es más íntima con cámaras de mano y perspectiva desde el suelo durante las batallas). Los efectos especiales y la acción fueron fantásticos, tanto las escaramuzas terrestres como las peleas espaciales fueron algunas de las más imaginativas que hemos visto en la franquicia.

Una cosa que no estuvo tan bien fue la música. No es que fuera mala, pero no va a ser recordada como la icónica música de Star Wars. Pero entiendo que Michael Giacchino fue agregado tarde a la producción, después de las reshoots, así que se trabajó con el tiempo limitado que tenía.

Hablando de los reshoots, queda claro que algunas de las escenas de los trailer fueron retiradas de la edición final, y que fue lo adecuado, ya que aquellas que quedaron afuera eran algunas que daban cierta vergüenza ajena.

Si hay una cosa que podemos criticar sería que tiene un comienzo lento, pero una vez que las introducciones terminan, las películas se desarrolla sin problemas y, de hecho, la última parte de la película es fantástica y te deja en el borde de el asiento. Y puedo perdonar mucho a una película que no se desbarata al final, pero tampoco había mucho que perdonar y Rogue One logra tener un final fantástico.

Continuamos con la esperanza que la franquicia de Star Wars mantenga el buen nivel.

Rating: ★★★★☆ 

Deja un comentario