Star Wars: El Despertar de la Fuerza

star-wars-despertar-de-la-fuerza-afiche

Estreno Original: Diciembre 18, 2015
Director: J. J. Abrams
Guión: Lawrence Kasdan, J. J. Abrams, Michael Arndt
Reparto: Harrison Ford, Mark Hamill, Carrie Fisher, Adam Driver, Daisy Ridley, John Boyega, Oscar Isaac, Lupita Nyong’o, Andy Serkis, Domhnall Gleeson, Anthony Daniels, Peter Mayhew, Max von Sydow

Star Wars: El Despertar de la Fuerza es la nueva esperanza de la franquicia.

La historia comienza tres décadas después de Star Wars Episodio VI: El Retorno del Jedi, con Luke Skywalker está no habido, la Alianza Rebelde se ha convertido en la Resistencia y el Imperio Galáctico ha sido reemplazado por la Primera Orden. Sin adelantar mucho, tenemos a Finn, ex Stormtrooper de la Primer Orden, quien se encuentra con la recolectora de chatarra Rey en el planeta desértico Jakku, y terminan siendo parte de una nueva aventura en la cual se encontrarán con viejos personajes queridos y nuevos personaje que pronto serán queridos.

Star Wars: El Despertar de la Fuerza es una película muy entretenida y hermosa de ver. Sorprendentemente, también tiene varios momentos de humor que funcionan. Es un humor que humaniza a los personajes, y fortalece las relaciones entre estos. No hay momentos lentos en esta película. No hay explicaciones excesivamente largas de cómo funciona La Fuerza aquí! Sí, mantuvieron la exposición al mínimo con el fin de permitir el progreso trama. La mayoría de las cosas son mostradas en lugar de ser contadas. Lo cual ya una gran mejora con respecto a la trilogía precuela.

La trama en sí es bastante simple, pero el viaje fue fantástico, y tenía bastante fanservice. Además, algunos puntos de la trama eran obviamente homenajes a la trilogía original, pero se las arreglaron para hacerlo sin ser una copia.

Hablemos de uno de los mejores aspectos de la película: los actores. Hay muy buenas actuaciones en esta película por parte de los nuevos protagonistas. Boyega y Ridley tienen una excelente química. Estaban claramente felices de estar allí. Y eran tan graciosos o dramáticos como el guión lo requería. Poe (Isaacs) era el personaje más simpático de todos, aunque no vieramos mucho de él. No puedo creer que él sea Apocalipsis en la película próxima X-Men. En cuanto a BB-8, también conocido como el merchandising más popular de la película, es adorable y gracioso sin quedarse más de lo necesario.

Kylo Ren (Driver) es un villano bastante humano para ser un hombre enmascarado en una caja de voz. También era un villano muy motivado. Tanto así que se podían entender, pero no condonar, sus motivos. Otros villanos incluían al general Hux (Gleeson), que estaba allí para ser un joven y malvado oficial, con una relación curiosamente competitiva con Ren. En cuanto a la capitán Phasma, ella es como la nueva Boba Fett, con todo lo que eso conlleva.

Me alegra decir que Han Solo (Ford) no fue metido porque sí en la película. De hecho, fue integral para la trama. Ha habido un cierto crecimiento de personaje en Han en esos treinta y tantos años que han pasado. Él no es el mismo traficante que recordamos, aunque su personalidad es la misma. Su relación con Chewie era fantástica de apreciar, con todas las bromas que mostraban una larga amistad. Las escenas entre Ford y Fisher se manejaron bastante bien. Y la película no paso por ellas lo más rápido que pudo. Tuvimos tiempo para sentir los momentos emocionales.

En cuanto a Luke Skywalker (Hamill), bueno, estuvo allí, hizo su trabajo, y el querer encontrarlo fue el catalizador de la historia. Pero no puedo escribir más sin empezar a dar spoilers.

La mayoría de los otros personajes estuvieron bien, pero no tienen un gran papel que jugar. Excepto por supuesto por dos personajes CGI: el Líder Supremo Snoke (Serkis) y Maz Kanata (Nyong’o). No tuvieron escenas muy largas, pero hicieron avanzar la trama. La cosa es que, con los efectos especiales prácticos y lugares reales, aparecieron en toda su gloria CGI, y desentonaron un poco. Incluso si Nyong’o rebozaba de carisma a través de su actuación motion capture, y Serkis era apropiadamente amenazante de una manera distante, aquí no estamos hablando de un nivel de César en las películas de El Planeta de los Simios.

¿Otra cosa genial acerca de la película? Las secuencias de acción. J.J. Abrams sabe hacer sus secuencias de acción. Éstas eran emocionantes y rápido, a veces incluso con suspenso, con excelente fotografía, y Abrams se contuvo con los lens flare. Y luego estaba ese gran sentido de nostalgia al escuchar los muy familiares efectos de sonidos.

Las escenas de lucha de sables de luz también fueron un espectáculo para la vista. Como nos habían prometido, estos fueron crudos y desesperados, como gente realmente luchando por su vida, y no esas coreografías exageradas y sin suspenso de la trilogía precuela.

Para el final de la película, muchas preguntas quedaron sin respuesta, y eso está bien. La idea es quedarse con ganas de ver la secuela inmediatamente. Y matar el rato especulando mientras viene la siguiente película. ¡Buen trabajo, equipo! Star Wars: El Despertar de la Fuerza es una gran adición a la saga, y un gran comienzo para una nueva generación de fans. Nos vemos en un par de años para el Episodio VIII, y, mientras tanto, bienvenida sea Rogue One.

Rating: ★★★★☆ 

2 Respuestas

  1. 16 enero, 2016

    […] que mientras el mundo anglosajón (y tal vez América Latina) perdían los papeles por El Despertar de la Fuerza, los seguidores de Bollywood los perdían sobre esta pelea por el número de pantallas. Los más […]

  2. 14 diciembre, 2016

    […] mucho que amo Star Wars: El Despertar de la Fuerza, no puedo ignorar las críticas de que es similar a Star Wars: Una Nueva Esperanza. Esa es la […]

Deja un comentario