Bitter Sweet Home Kyoto

bitter-sweet-home-kyoto-kamo-kyoto-e-iku-jdrama

Título Original: 鴨、京都へ行く. -老舗旅館の女将日記-

Siempre estoy en busca de programación centrada en personajes femeninos que no necesariamente puedan ser considerados de temática femenina, especialmente si vienen de Japón. Cuando Shiina Ringo lanzo su sencillo [1] y leí la sinopsis de Bitter Sweet Home Kyoto (Algo así como “Hogar Dulce Amargo Kyoto”), no me pude resistir. El título en inglés es mejor que el japonés que básicamente dice “Kamo Va a Kyoto ~ El Diario de una Okami de un Hotel de Alta Categoría.” De eso se trata el show- seguimos a Kamo (Nao Matsushita) es una mujer nacida y criada en Kyoto que odia la actitud pedante que tienen con la tradición en la ciudad, por lo que decide irse a Tokyo para nunca más regresar. Ahí se convierte en un miembro del gobierno bajo el Ministerio de Finanzas.

Kamo es despiadada con los recortes presupuestales , pero a ella no le importa que le griten o insulten. Ese es su trabajo y ella tiene una actitud desafiante. Un día recibe una llamada telefónica en dónde le informan que su madre, la propietaria del hotel de alta categoría Ueba-ya, ha fallecido. Con más de 200 años de historia, el hotel Ueba-ya está hundido en deudas, pero debido a su valiosa reputación, un conglomerado espera adquirirlo. Para tal desafío tienen a Kinugawa-san (Kippei Shiina), quien piensa que convencer a Kamo para que venda Ueba-ya será pan comido.

Sin embargo, Kamo decide tomar el desafío de probar que las palabras de su madre (“Nunca podrías hacerlo.“) están equivocadas, y decide convertirse en la nueva propietaria (u okami) de Ueba-ya, en contra de los deseos de los trabajadores… el jefe de la cocina Hide (Koh Takasugi), las jefes de camareras Mariko-san (Rino Katase) y Sae-san (Keiko Horiuchi). Es un largo camino, pero Kamo cuenta con la ayuda de Kyosuke-san (Shunsuke Daito) y la propietaria del hotel Umegaki-ya, Umegaki-san (Mayumi Wakamura)… o eso es lo que cree.

Aprendí el termino de “okami” viendo Osen, por lo que siempre mediré a todas las okamis con la perfección de Osen. A pesar que Kamo no es tan agradable como ella, y tiene una personalidad que puede resultar difícil en los primeros tres episodios, Nao Matsushita la representa muy bien. Ella suele sobrepasar en tamaño a muchas personas, y le funciona para la personalidad de Kamo que trata de opacar a los demás, especialmente en sus enfrentamientos con la jefe de camareras Mariko-san. El mejor elemento en los primeros cinco episodios son definitivamente las jugadas financieras que cada personaje toma… para ser un miembro del Ministerio de Finanzas, a Kamo se le escapan las cosas, lo que va de mano con sus cualidades de okami que mejoran con el tiempo.

La producción es bastante buena; no hay demasiado énfasis en la comida pero aún así te da un poco de hambre, y mientras que las tradiciones no son tan exploradas en un show sobre mantener tradiciones — aparecen los sospechosos comunes: la importancia de los ingredientes, textiles de kimono, la manera de hacer tofu, té, y rakugo; todos hacen una aparición. La importancia de una buena experiencia de baño fue interesante, mientras que el énfasis que le dieron al arte del ikebana y el significado de flores fue un toque especial, que llega a su pico en el episodio 10 que cuenta con Takashi Sasano como Minegishi-san, como el conserje del Ueba-ya, junto al amor de su vida Haruko-san (Keiko Matsuzaka). Sin embargo, el mejor momento emocional de Bitter Sweet Home Kyoto llega en el 9no episodio cuando una pareja se hospeda en el hotel, y cuentan que la mujer había tenido un derrame que le había hecho olvidar partes de su vida, incluyendo a su marido quien estaba a su lado.

La trama del show está tejida en cada uno de los invitados del hotel, por lo que nunca se siente que hay contenido en vano. También me encanta que el show nunca se haya concentrado completamente en la vida amorosa de Kamo. Uno de mis elementos favoritos fue Mayumi Wakamura, como la cortés okami de doble cara. La adoré. Encantadoramente dulce, y ¡BAM! Esa mirada en el último episodio puede ganar premios.

A pesar que el final de la serie está bastante arreglado, Bitter Sweet Home Kyoto es bastante agradable.

Rating: ★★★½☆ 

amy

Editora de YAM Magazine, diseñadora de web, y blogger de medio tiempo.
Adicta a las películas, la música… y últimamente adicta a las series (a.k.a. TV).

Deja un comentario