Comamos – Primera Temporada

lets-eat-comamos-temp1-kdrama

Título Original: 식샤를 합시다
Títulos Alternos: Let’s Eat, Vamos a Comer

Todos saben que no soy muy fanática de la duración de los Kdrama (ya que estoy malacostumbrada a la duración de los Jdrama), aunque sea en series “cortas” como lo es Comamos o Vamos a Comer (también conocida como Let’s Eat o su transliteración Shiksyareul Habshida)… pero no me pude resistir al título tentador o a las imágenes de la deliciosa comida. Me encantan las series sobre comida, y tenia hartas ganas de ver una.

A diferencia de los dramas obsesionados con los ídolos adolescentes o las telenovelas para las ahjummas, Comamos se centra en la historia de Lee Soo-Kyung (interpretada por la actriz del mismo nombre), una mujer divorciada de 34 años que trabaja como secretaria en un pequeño estudio de abogados que le pertenece a un conocido de la universidad, Kim Hak-Moon (Shim Hyung-Tak), y además tiene la manía de comer en cantidades cuando está estresada. Ella ha aprendido a vivir su vida independientemente, pero lo único que no puede hacer sola es salir a comer. ¿Acaso no han visto el tamaño de las porciones de los restaurantes coreanos? Es imposible.

Bueno, eso es hasta que Lee Soo-Kyung es obligada a hacerse amiga de sus vecinos de piso, el fresco (pero de buen corazón) Goo Dae-Young (Yoon Doo-Joon) y la nueva vecina Yoon Jin-Yi (Yoon So-Hee), quienes juntos se embarcarán en una aventura gastronómica que romperá algunos corazones, pero más que nada les llenará la vida de nuevas amistades y deliciosos platos para el alma.

Para ti que solías comer mucho arroz al sentir la soledad;
Para ti que dormías mucho al sentir el aburrimiento;
Para ti que llorabas mucho al sentir la tristeza;
Te escribo ésto-
Mastica esos sentimientos que te acorralan como masticarías el arroz.
De todos modos, la vida es algo que uno necesita digerir.

Aunque sí me pareció que Comamos se puso lento en los últimos dos episodios (donde se ataron todos los cabos sueltos), el ritmo de la historia estuvo bastante dinámico, desarrollando no solo los personajes principales, sino también el desarrollo de los personajes secundarios; como los compañeros de trabajo de Lee Soo-Kyung, la abogada Oh Do-Yeon (Lee Do-Yeon) y el esposo de su amiga Choi Kyu-Sik (Jang Won-Young), así como la mejor amiga de Soo-Kyung, Park Kyung-Mi (Jung Soo-Young). Incluso la madre de Soo-Kyung (Nam Nung-mi) que se aparece de la nada en el ep08 Las Cosas que Uno Puede Notar Solo Cuando Uno Renuncia, añadiendo profundidad en sus varias interacciones cómicas, y avanzando la trama al poner en la mesa la relación entre Lee Soo-Kyung y Goo Dae-Young.

Sí tuve uno que otro problema con la continua distracción del atacante Don’t Ask, que termina con dos resultados distintos- logra que Dae-Young se dé cuenta de los sentimientos por su Nuna, además de destruirle la burbuja a la inocente de Jin-Yi. Aunque hay que felicitarlos por la relación entre mujer mayor y hombre más joven, que no se ve todos los días. Y me encantó que Soo-Kyung nombrase a todas estas parejas de famosos.

A pesar que la comida no es un personaje principal en la trama, ésta se convierte en el invitado especial de todas las semanas. Cada episodio presenta, por lo menos, un almuerzo o cena en donde algún personaje, usualmente Dae-Young, tiene un corto monólogo explicando cómo se prepara cierto platillo o cómo debería comerse para su máximo disfrute. El resto del encanto llega al ver cada personaje comiendo y saboreándolo todo, una influencia directa del Muk-bang [Wikipedia]. Lee Soo-Kyung tenía un aura muy especial al comer en cámara que puede darle alguna competencia a la actriz japonesa Yu Aoi.

Sin embargo, el elemento de más sorpresa terminó siendo la abogada Oh de la coraza dura, quien a través de los episodios se engaña a sí misma creyendo que todos están enamorados de ella… hasta que llega el punto de quiebre. En una de las naciones más superficiales, uno debe tener tremendo carácter y autoestima de roble para dejar que tu apariencia sea el punto de una broma. Es difícil de lograr, pero logra un resultado hermoso cuando vemos la lágrima de la abogada Oh al darse cuenta de la deliciosa comida que se estaba perdiendo solo por complacer a los demás. No dura demasiado, después de todo Comamos es una comedia… pero el momento está ahí, hasta que Oh retorna a su engaño.

Rating: ★★★¾☆ 

Pueden ver la primera temporada de Comamos a través de Viki (además de su más reciente segunda temporada).

amy

Editora de YAM Magazine, diseñadora de web, y blogger de medio tiempo. Adicta a las películas, la música… y últimamente adicta a las series (a.k.a. TV).

Deja un comentario