Mammon (Serie Noruega)

mammon-norway-tv-series

De acuerdo al Nuevo Testamento, Mammón es la personificación de la riqueza material y la codicia, una palabra utilizada también como sinónimo para el dinero, por lo que es el título perfecto para el programa. Éste sigue a un periodista llamado Peter Veras (Jon Øigarden), quien descubre un fraude de enorme proporciones que involucra a compañías multinacionales, además de su propio hermano. Como resultado, éste se suicida desatando una cadena de eventos que han tomado lugar desde hace décadas involucrando a las personas más obvias, así como las menos sospechosas.

Aunque su cuñada Eva (Ingjerd Egeberg) y su sobrino Andreas (Alexander Tunby Rosseland)  están resentidos con Peter, que ahora trabaja como reportero deportivo en contra de los deseos de su editor Frank (Nils Ole Oftebro) y a favor de la hambrienta reportera Inger-Marie (Anna Bache-Wiig), la curiosidad nunca se apagó en él o en la ex-investigadora de crímenes económicos Vibeke (Lena Kristin Ellingsen), que sospecha que alguien la está vigilando.

Añadamos el drama criminalístico noruego Mammon a la lista de adquisiciones Americanas para re-adaptaciones [1], aunque no nos podemos quejar con material como The Bridge o Homeland, ¿verdad? Sin embargo, me parece un poco difícil de indicar cuál es el mejor elemento de la serie. Ésta está bien hecha técnicamente, aunque se sienta un poco lenta a veces. Øigarden parece ser un talento importante de la industria, pero le falta cierto carisma que los personajes desagradables necesitan para acercarnos a ellos. Aquí todos los personajes parecen estar pintados con diferentes tonalidades de grises, desde el aparentemente corrupto hermano de Peter, a la lucha interna para revelar sus delitos y su tumultuosa relación con su padre. El primer episodio no te mantendrá en suspenso hasta los últimos minutos, cuando ya es demasiado tarde y te han atrapado.

En estas épocas ya me he acostumbrado a los giros sorpresivos que dan las historias, por lo que ya estaba esperando que Andreas sea el culpable de todo. Aún no tengo idea de cómo hubiera sucedido, pero en ese punto de la historia, ya había sospechado de todos los demás personajes. Aunque las actuaciones son buenas, no hay nadie que sobresalga más, ya que Mammon está escrito como un programa de una sola estrella para Øigarden, mientras que las cuatro actrices cumplieron su propósito para la trama, especialmente el personaje de Ellingsen con las habilidades tecnológicas casi mágicas de Vibeke.

Después de todo, Mammon es bastante bueno para una transmisión de seis episodios. No estoy seguro que tanto funcionaría una segunda serie [1], considerando que la mayoría de los personajes ya han desaparecido al final, y que no tenemos mayor conexión emocional con el resto de la familia Veras… pero con otras sorpresas ¿quién sabe?

Rating: ★★★½☆ 

Originalmente publicado en inglés.

el fantasma escritor

Aquí y allá, por todos lados. Alma castigada que suele ver aquello que nadie quiere ver, aunque a veces tiene suerte.

Deja un comentario