Master of None – Primera Temporada

aziz-ansari-master-of-none-temporada-1

Generalmente no soy muy fan del humor americano, que me suele dejar con alguna risita además de un “¡Ja, eso es bastante gracioso!” en sus momentos más hilarantes — sí, eso incluye las populares 30 Rock y Parks and Recreation. Eso que adoro a Tina y Amy. Sin embargo, sí suelo disfrutar rutinas cómicas de ciertas personalidades que hablan de la experiencia del inmigrante (o su segunda generación) como lo hacen Russell Peters, Margaret Cho, y Gabriel Iglesias~

Así que sí, el humor (como la belleza) es subjetivo.

Como todos mis conocidos estuvieron muy entusiasmados con Master of None, la nueva serie de Netflix a cargo del comediante Aziz Ansari, me apresuré en verla. El show, que es una versión dramatizada de la vida de Ansari, sigue a un veinteañero indio-americano de 2da generación llamado Dev, quien se gana la vida haciendo comerciales de televisión mientras espera su salto al estrellato. La serie dura diez episodios de unos 20-28minutos cada uno, haciéndo a tu binge-watch una sentada de unas 5hrs. En el primer episodio, titulado Plan B, que es uno de los más débiles y -probablemente- el más complicado de trabajar, vemos a Dev acostándose con una chica, a quien luego conoceremos como Rachel (Noël Wells).

También nos presentan al circulo de amigos de Dev, al gigante Arnold (Eric Wareheim) y la lesbiana sabia en cultura pop Denise (Lena Waithe), mientras que Dev se reencuentra con su felizmente casado amigo Kyle (David Charles Ebert) al explorar las posibilidades de sentar cabeza y tener una familia, mientras cuida a los hijos de su amiga Amanda (Maria Dizzia). Por suerte, el episodio no es largo y nos presentan rápidamente a Parents (Padres), en donde exploramos las historias de los padres de Dev (interpretados por los verdaderos padres de Ansari), así como Peter (Clem Cheung) el padre de su amigo chino-americano Brian (Kelvin Yu), dándole al show su primer gran momento cuando todos se sientan para comer en el restaurante chino.

De hecho, ésto es lo mejor del programa, que funge de carta de agradecimiento a los padres de Ansari (especialmente su padre, con quien Aziz comparte sus mejores escenas a pesar de las deficiencias en actuación), además de ser un aviso para los millennials, apurados en conseguir su próximo gran descubrimiento, para que recuerden de dónde vienen. En el 8vo episodio, Old People (Gente Vieja), que puede ser el mejor de toda la historia, Dev se encuentra con Arnold en la casa del abuelo de éste, quién fallece a la semana junto cuando ambos se dan cuenta que- si, la gente vieja tienen historias interesantes que contar y necesitan de nuestra atención, como lo demuestra la abuela de Rachel, la llena de vida y amante del jazz  Carol (Lynn Cohen).

De ahí en adelante, la temporada se pasa volando con buenos episodios hasta el final, con Mornings (ep09, Mañanas) funcionando como una buena versión condensada de una comedia romántica hipster (en el buen sentido de la palabra), explicando los amorosos altos y bajos de una pareja que se acaba de empezar a vivir junta. El final, aunque apto y dejando las cosas como para una continuación, me dejó con cierta insatisfacción ya que un actor de comerciales de televisión (de una nación no desarrollada) quien vive del día a día nunca llegaría a pasar los requerimientos de visa de viajes.

Es quisquilloso, lo sé.

Aún así, es recomendable— el 4to episodio, Indians on TV (Los Indios en la Televisión), es probablemente el más ingenioso mostrando a Dev quebrando los estereotipos americanos del personaje indio en los medios, así como a sus otros amigos actores desi Ravi (Ravi Patel) y Anush (Gerrard Lobo) dándose cuenta que su héroe desi de la infancia Ben Jabituya, de la película Cortocircuito de 1986, había sido interpretado por Fisher Stevens en brownface [1].

Además, éso de la mascota pollo que termina en la cena familia es completamente real. Pasa en la vida real, pasa en las películas.

Rating: ★★★¾☆ 

amy

Editora de YAM Magazine, diseñadora de web, y blogger de medio tiempo. Adicta a las películas, la música… y últimamente adicta a las series (a.k.a. TV).

Deja un comentario