Spider-Man: De regreso a casa

Estreno Original: Julio 7, 2017 (USA)
Director: Jon Watts
Guión: Jonathan Goldstein and John Francis Daley, Watts and Christopher Ford and Chris McKenna and Erik Sommer
Reparto: Tom Holland, Michael Keaton, Jon Favreau, Zendaya, Donald Glover, Tyne Daly, Marisa Tomei, Robert Downey Jr., Jacob Batalon, Tony Revolori, Laura Harrier, Zendaya

Aunque no es tan buena como el Spider-Man 2 de Sam Raimi, pero diré que Spider-Man: De regreso a casa es tan bueno como aquella primera Spider-Man. Pero de una manera menos relevante y a la vez más íntima.

Ha pasado meses después de Capitán América: Guerra Civil, y Peter Parker (Holland) tiene dificultades para reajustarse a su vida normal, preocupado por cuándo tendrá su próxima aventura con los Avengers, y molestando al asistente de Tony Stark, Happy Hogan (Favreau), sin parar. Hasta que aparece un nuevo villano, de la clase a la cual Peter nunca se ha enfrentado antes. Y aprovechará esta oportunidad para demostrarle a sí mismo (y a Tony Stark) que tiene lo que se necesita para convertirse en un Avenger de tiempo completo.

Esto no es otro recuento del origen de Spider-Man, que ya hemos visto ya dos veces en los cines. Es más bien una historia en la que Spider-Man aprenderá a enfrentarse a villanos mayores. ¿Los resultados? Su vida social de estudiante de secundaria sufre, y toma decisiones equivocado como superhéroe que podría lastimarlo tanto a él como a otros. 

Tengo que decir que esta es la mejor película adolescente que he visto en años.Y tiene bastante humor sin ser una comedia. Tom Holland logra llevar esta película sin ningún problema, con la valiosa ayuda de un elenco fantástico. Su interpretación tanto de Peter Parker y de Spider-Man es prácticamente perfecta. Él es también el único Spider-Man del cine que nos ha mostrado una experiencia completa de la vida en un escuela secundaria. Y seguramente permanecerá en la secundaria para la secuela. Algo nunca visto antes ya que tanto la versión de Raimi como la de Webb sacaron a Peter Parker de la secundaria tan pronto como pudieron. Puede ser porque Holland hace que Peter Parker se vea y actúe como un verdadero adolescente. En Spider-Man: De regreso a casa, puedes verlo tratar de ser un chiquillo y también querer más responsabilidades de las que podría estar listo. Este Peter Parker es sólo un chico ingenuo con problemas de escuela y superhéroes.

Hablando de su escuela, aprecio la actualización en los arquetipos representados. Si eres del tipo purista, puede que te moleste algunas de las elecciones del cast, pero personalmente me pareció refrescante. El Flash Thompson de Revolori sigue siendo un bully, pero ya no del tipo deportista, y ahora es un muchacho adinerado y engreído. La Liz de Harrier es la chica popular de la que Peter esta enamorado, pero ella no es una chica vanidosa en absoluto, y a todo el mundo le cae bien porque es sinceramente agradable. Además, tanto Liz como Flash son inteligentes. De hecho, parece que no sólo hay mucha diversidad en esta escuela secundaria, sino también cerebro de sobra. La mayoría de los alumnos con los que Peter Parker interactúa forman parte del equipo de decatlón académico de la escuela. Esto incluye a su mejor amigo Ned (Batalon), que accidentalmente descubre que es Spider-Man, y que le traerá problemas, y a la vez le será de mucha ayuda. Rouding hasta el grupo está la Michelle de Zendaya, que no parece mucho, pero cuando lo hace se roba la escena, con gran timing para la comedia como la chica rara.

Uno de los adultos más importantes en la vida de Peter Parker es su tía May (Tomei), a quien quiere “proteger” de la verdad de su vida de superhéroe. Pero ella también está allí para hacer que básicamente todos los hombres cercanos se enamoren de ella. Dicho esto, Peter tiene una relación saludable con ella, con May actuando como una figura materna más relajada, debido principalmente a que es lo más joven que ha sido representada.

El otro adulto importante es Tony Stark (Downey Jr.), quien fue utilizado con moderación, lo cual estuvo esupendo. Había la preocupación que su presencia fuera demasiado grande en la película, y no fue así. Él es una figura de mentor, y aunque agregó algo de ligereza a la trama, también tuvo su momento en el que tuvo que llamarle la atención a un imprudente Peter Parker. Si bien no se le vio mucho, su presencia siempre se sintió ya que Peter lo menciona bastante. Era bastante claro que, aunque no esté allí, estaba al tanto de su protegido.

En cuanto al antagonista, el origen del Buitre/Adrian Toomes (Keaton) lo muestra como el jefe de un equipo de demoliciones que perdió un lucrativo contrato de limpieza de Nueva York después de la primera película de Avengers. Terminó convirtiéndose en el líder de una pandilla que trafica con superarmas creadas a partir de tecnología robada. Cuando usa la armadura del Buitre, se ve imponente y peligroso debido a su gran tamaño y la agresiva tecnología de combate en acción; pero es cuando se representa como la contraparte más “normal” de Adrian Toomes que Keaton realmente brilla con su actuar amenazante, que es a la vez intenso y silencioso.

La película también incluye otros villanos más o menos clásicos como Scorpion, Shocker y Tinkerer, que son en su mayoría un guiño a los fans de Spider-Man. Donald Glover está allí como Aaron Davis, un criminal de poca monta, que es en realidad el tío de Miles Morales (el otro Hombre Araña actual) en los cómics. ¡Hurra! Además, su interacción con Spider-Man es perfecta, y destaca lo poco lista Peter Parker está para tratar con criminales cuando no está luchando contra ellos.

Las escenas de acción eran entretenidas, pero muchas de ellas, especialmente aquellas con el Buitre, se presentaban de noche y eso disminuía la calidad de éstas. Excepto para la escena del barco, que sí se vio bastante increíble. La pelea final, aunque no tan intensa, tuvo un buen momento típico de Spider-Man. Pero es en los momentos en que está salvando a la gente en los que Spider-Man brilla. Y las mejores partes fueron definitivamente cuando está interactuando con su traje de alta tecnología y aprendiendo a usarlo.

En cuanto a la banda sonora, Michael Giacchino es uno de las mejores de Marvel, pero eso no es decir mucho. Sin embargo, adoro su actualización del tema clásico de Spider-Man.

Finalmente, vaya a Spider-Man: Homecoming para una historia de crecimiento y una refrescante versión de un superhéroe que ya está en su tercer intento. Esperemos que sea el último por mucho tiempo. Considerando que Marvel está a cargo, tengo fe. Además, las últimas escenas, especialmente ese mometo final antes de los créditos, son de oro puro.

Rating: ★★★¾☆ 

Hay un par de escenas en los créditos finales. La primera claramente relacionada con una posible trama para la secuela, y la segunda que estaba allí para frustrarte y hacerte reír.

Deja un comentario