Querida, Encogí a los Niños

querida-encogi-a-los-ninos-poster

Título Original: Honey, I Shrunk the Kids
Estreno Original: 23 de Junio, 1989
Director: Joe Johnston
Historia: Stuart Gordon, Brian Yuzna, Ed Naha
Guión: Ed Naha, Tom Schulman
Reparto: Amy O’Neill, Robert Oliveri, Thomas Wilson Brown, Jared Rushton, Rick Moranis, Matt Frewer, Marcia Strassman, Kirstine Sutherland

He estado reconectándome con mi niñez, ya que tener niños alrededor te obliga a hacerlo. Cuando me preguntan qué ver, tengo que decidir algo, pero Disney XD me hizo la vida fácil con la transmición de Querida, Encogí a los Niños. A comparación de hitos de mi infancia como Karate Kid y Los Locos Addams, no he tenido la oportunidad de volver a ver esta película. Joe Johnston terminó dirigiendo otras películas de mi infancia como El Guardián de las Palabras (The Pagemaster) y Jumanji, además de cuestionables cintas como esa de Jurassic Park que todos quieren olvidar y El Hombre Lobo (The Wolfman).

Con la excepción de Capitán América: El Primer Vengador (que no me gustó), creo que Querida, Encogí a los Niños es la mejor película de su carrera. En la cinta, Rick Moranis — a quien se le extraña en pantalla — interpreta a Wayne Szalinski, un inventor fallido. Su último proyecto es una máquina que encoge las cosas y luego las vuelve a su tamaño original. Sin embargo, sus últimas pruebas sólo lo dejan cubierto de puré de manzanas. Ésto, por supuesto, hace que su esposa Diane (Strassman) esté en la posición de ser el único soporte de la familia, que incluye a sus lindos hijos Amy (O’Neill) y Nick (Oliveri).

Los Szalinski son una familia poco usual, no tan extraña al estándar de la actualidad, pero bastante inusual para los años 80 o comienzos de los 90. Tienen aparatos raros en su patio, y siempre se oyen sonidos extraños en su casa, es por eso que los Thompson — especialmente Russ Padre (Frewer) y tal vez su esposa Mae (una Sutherland pre-Buffy) — siempre los miran con suspicacia cuando ven por la cerca que separa sus jardines. Los niños Thompson tampoco se llevan muy bien con los niños Salinski, especialmente Ron (Rushton) quien cree que ellos son raros al igual que su padre. En el día que los Thompson planean irse de campamento, en contra de los deseos de Russ Hijo (Brown), Ron batea una pelota de béisbol que quiebra la ventana del ático en donde se encuentra la máquina encogedora.

Obligando a su hermano menor, Russ Hijo — quien ya le echo una miradita a Amy — va a la casa de los Szalinski sin sospechar que están a punto de ser encogidos a un tamaño tan diminuto que el jardín se convertirá en su más grande aventura.

A pesar de que no suena como una aventura muy emocionante, Querida, Encogí a los Niños está envejeciendo de manera bastante decente. Tal vez no técnicamente, ya que las escenas filmadas contra pantallas se ven pasadas de moda, pero el guión se mantiene más vigente de lo que recuerdo. A pesar de tener inmensa cantidad de actores de reparto que incluía a cuatro niños y dos sets de padres de familia, todos ellos fueron introducidos como personajes que cambian conforme transcurría la historia. Es incluso tremendamente difícil encontrar un reparto en conjunto que funcione de la misma manera en el cine moderno.

Aunque la película no sea “chistosa” en el sentido que los creadores no se propusieron hacernos reír, la cinta termina siendo amena. Mis recuerdos de la aventura en el jardín están llenos de entusiasmo y nerviosismo, y esa experiencia no ha disminuido al ver la película esta vez. La única diferencia fue que en lugar de ser el niño perdido en el jardín, en peligro de ser succionado por las cuchillas de la podadora, caí de pronto en los zapatos de Moranis. ¡Cómo pasa el tiempo!

Querida, Encogí a los Niños no se destaca particularmente por las habilidades de Johnston como director, sino lo hace debido a la historia que se desarrollo en conjunto y que mostraba un progreso en todos sus personajes. Sin estar lleno de momentos de mucha tensión que desborden adrenalina o sin atmósfera alguna, como por ejemplo Los Goonies, la cinta es bastante entretenida.

Rating: ★★★½☆ 

amy

Editora de YAM Magazine, diseñadora de web, y blogger de medio tiempo. Adicta a las películas, la música… y últimamente adicta a las series (a.k.a. TV).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.