Deadpool

deadpool-afiche

Estreno Original: Febrero 12, 2015
Director: Tim Miller
Guión: Paul Wernick, Rhett Reese
Reparto: Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Ed Skrein, T. J. Miller, Gina Carano, Brianna Hildebrand, Stefan Kapičić.

Tras una horrible caracterización en X-Men Orígenes: Wolverine (¿quién tuvo la “brillante idea” de coserle la boca?), Deadpool está de regreso. Y como siempre debió haber sido.

Deadpool es una historia de venganza, una historia de amor, y una historia de sus orígenes como anti-héroe. Y es una historia bastante sencilla en realidad. Wade Wilson es un anti-héroe medio imbécil medio adorable que encuentra a la chica perfecta para él. Se enamoran. A él le da cáncer. Decide someterse a un experimento que supuestamente lo curará y le dará superpoderes. Las cosas salen muy mal. Ahora, convertido en Deadpool, decide vengarse, mientras trata de proteger a su amada (y volver con ella).

Esta película se siente como una redención para el personaje, desde sus geniales créditos iniciales hasta las excelentes elecciones musicales. Y es gracias a los “verdaderos héroes” de la historia, los guionistas, quienes hicieron una película entretenida, incluso si no se está familiarizado con Deadpool. Pero sí tienes que estar familiarizado, aunque sea un poco, con el estado actual de las películas de superhéroes. Se disfrutan mejor los chistes.

Deadpool tiene todo el tipo de humor que los aficionados esperaban: se rompe la cuarta pared, hay one-liners, groserías creativas, referencias al mundo real, etc. También hubo mención y burla del Deadpool de X-Men Orígenes: Wolverine, de Ryan Reynolds como actor en general, y sobre cierto otro superhéroe que interpretó.

Se aprecia muy bien el trabajo del director primerizo Tim Miller, quien maneja las secuencias de acción sin shaky-cam o cortes muy rápidos que no dejan ver lo que sucede. Y el CGI estuvo muy bien incorporado. No es que pudieran utilizar mucho teniendo en cuenta el presupuesto de la cinta, pero fue bien manejado. Me hubiera gustado que jugaran más con el formato del cine como lo hace Deadpool los formatos del cómic y videojuegos. Con suerte será en la secuela.

Casi no había momentos aburridos, incluso si los flashbacks eran un poco molestos al principio. No es que su contenido fuera malo. Muy por el contrario, Reynold y Baccarin tienen una gran química. Sólo saca de ritmo a la película, hasta que te acostumbras. Por otra parte, la película habría comenzado bastante lenta, si se hubiera iniciado con la historia de amor, por más extrañamente adorable que fuera ésta.

Sí, Ryan Reynolds hizo un buen trabajo interpretando a Deadpool como debe ser. Se nota que era un personaje que quería interpretar apropiadamente desde hace tiempo. Se podía ver incluso en su actuación como Wade Wilson, lo que fue una buena manera de entrar en la cabeza del personaje, antes de convertirse en ese ser desquiciado y prácticamente inmortal. Wade Wilson era un imbécil, pero un imbécil con corazón. Si Reynolds quiere interpretar a Deadpool para siempre, adelante. Así de paso deja de hacer otras películas.

Puede que Morena Baccarin interprete al interés amoroso, pero su Vanessa Carlysle posee una gran personalidad más allá del rol. Vanessa se va de igual a igual con Wade Wilson en el ingenio y la propensión a la violencia, pero es la fuerza de su carácter lo que la eleva a ser más allá de la “chica cool” a la cual ama el protagonista.

Ed Skrein como un villano estuvo decente. No será recordado como uno de los mejores villanos de este tipo de películas, pero hizo de manera adecuada su papel del malvado a quien debemos odiar. Gina Carano no llegó a hacer gran cosa como compinche, pero sus secuencias de acción fueron geniales, y pudo mostrar su destreza física.

Los X-Men invitados a la película fueron una gran elección. Colossus era un buen tipo, calmado y correcto, lo que contrastaba fuertemente con las payasadas de Deadpool. En cuanto a Negasonic Teenage Warhead, además de su genial nombre, hacia bien de joven aprendiz que apenas aguanta las tonteras de Deadpool, y además sabe patear traseros. Me pregunto si quitará la parte “adolescente” de su nombre cuando cumpla 20 años.

Por otro lado, Deadpool pudo haber llevado la tan discutida clasificación R de la película más allá. Es cierto que había una buena cantidad de violencia y algunos desnudos de naturaleza sexual y no sexual, pero no es nada que no se haya visto antes. Por supuesto, si eres un pre-adolescente que se cuela en su primera película de clasificación R, puede que sí te sorprenda.

Y pensar que todo esto fue posible gracias al test footage que apareció hace unos dos años, y que prácticamente obligó a Fox para dar luz verde para esta película. Quien lo haya filtrado, gracias.

Para concluir, ¿es Deadpool es una obra maestra del cine? Claro que no. Pero es tan bueno como los aficionados esperaban que fuera, y es una muy buena disculpa de Fox tras lo que le hicieron al pobre personaje.

Por último, si bien esto ya no tiene nada que ver con la propia película, he de felicitar al equipo de marketing de Deadpool. Fue una fantástica campaña publicitaria.

Rating: ★★★★☆ 

Hay una escena después de los créditos, así que quédense sentados hasta el final. Y sí, tendremos una secuela.

Deja un comentario