Dilwale: Pasión del Corazón

dilwale-pasion-del-corazon-afiche

Título Original: Dilwale
Estreno Original: Diciembre 18, 2015
Director: Rohit Shetty
Guión: Yunus Sajawal
Reparto: Shahrukh Khan, Kajol, Varun Dhawan, Kriti Sanon, Boman Irani, Sanjay Mishra, Johnny Lever

Ya ha pasado un mes desde el lanzamiento de Dilwale en la India; cinco nominaciones a los Premios Filmfare (dos de las cuales son reconocimientos ridículos en actuación) y una sorpresiva (pequeña) derrota en la taquilla india, a pesar que la última cinta masala de Rohit Shetty haya sido la cuarta película india más taquillera del 2015, siguiéndole muy de cerca a Feliz Año Nuevo en el 2014 en cifras totales; perdió algún negocio frente a Bajirao Mastani [Trailer][1][2][3], que se estrenó en la misma fecha y ahora le pisa los talones unos millones atrás, esperando su estreno en unas 6000 pantallas en la China [1].

Así que mientras el mundo anglosajón (y tal vez América Latina) perdían los papeles por El Despertar de la Fuerza, los seguidores de Bollywood los perdían sobre esta pelea por el número de pantallas. Los más cuerdos, como yo, solo esperábamos que ambas hicieran negocio. Oh, ¿a quién engaño? Solo quería que Bhansali no pierda dinero porque eso disminuiría las posibilidades de hacer películas a gran escala. ¡¿Y por qué querríamos eso?!

Rohit Shetty estrena este tipo de locuras una vez al año, y Dilwale: Pasión del Corazón es en realidad el segundo título de su filmografía que se estrena en América Latina (Perú) desde Chennai Express, que tuvo estreno mundial. De regreso con su amuleto de la suerte SRK, el proyecto le dio duro a la gente con su nostalgia al traer de regreso a la actriz Kajol, desde su participación en Toonpur Ka Super Hero y We Are Family en el 2010. La expectativa de los fanáticos estaba en los más altos niveles ya que regresaba la pareja que había incendiado las pantallas en K3G (sin contar Mi Nombre Es Khan).

Mientras menos sepan sobre la trama, mejor… pero Shahrukh Khan interpreta a Raj, un hombre -más o menos- común que es dueño de un taller de autos, junto a su hermano menor Veer (Dhawan). Ambos terminan metiéndose en problemas con un capo de la droga poco intimidante conocido como Rey (Irani). De alguna manera nuestras parejas logran enamorarse, mientras aprendemos sobre los orígenes de sus historias. El problema principal de Dilwale es que es una película noventera de estilo moderno, mientras que una cinta como Dum Laga Ke Haisha es una película moderna al estilo noventero. Aquí el humor se siente pasado de moda; Johnny Lever es el símbolo del hombre común sin educación, que no es atractivo o de piel suficientemente “clara” para ser el héroe, siempre reducido a ese papel de ladrón chillón de poca monta, a quien nunca tomamos en serio. Varun Sharma; quien interpreta a Siddhu, el mejor amigo de Veer; es también terrible– ambos personajes ladrones porque uno no tiene educación y es la única manera de cuidar a su hermano menor, y el otro listo para robar porque es la única forma de costear las citas con la novia. Y cada vez que alguien dice que Varun Dhawan es el Salman Khan de la próxima generación no parece ser un cumplido, a pesar de su nominación como Mejor Actor en Badlapur.

Poniendo de lado a las interpretaciones un poco vergonzosas de todo el elenco, los fans de las persecuciones en auto y explosiones al estilo Shetty podrán encontrar elementos a su gusto, a pesar de la larga narrativa del me-quiere-no-me-quiere-me-dispara-no-me-dispara. Hay por ahí una que otra notable escena de acción a cargo de Grant Hulley, quien ha sido coordinador de escenas de acción en Era de Ultrón, Chappie, y Dredd (que es una de mis favoritas). Para los amantes del romance musical, aunque Gerua [clip] es la secuencia con mejor fotografía de toda la cinta, grabada en los mágicos paisajes Islándicos que parecen a computadora junto a Farah Khan que estuvo encargada de la coreografía y esa maravillosa maquina de viento, la mejor canción terminó siendo Janam Janam [LV][clip corto], que tiene su propio encanto y no es una versión pobre de Suraj Hua Madham [clip].

Como resultado, aunque una cinta como Shaandaar termine siendo un viaje loco de hongos por ratos, por lo menos ésa no fue aburrida. Es triste ya que el 2015 fue bastante bueno para el cine indio en general — Bajrangi Bhaijaan, Baahubali, Piku, Bajirao Mastani, Dil Dhadakne Do [1] — pero seguimos vendiendo esta clase de títulos para mercados no centrados en los NRIs, malogrando la región para otros posibles títulos.

Rating: ★★½☆☆ 

amy

Editora de YAM Magazine, diseñadora de web, y blogger de medio tiempo. Adicta a las películas, la música… y últimamente adicta a las series (a.k.a. TV).

1 respuesta

  1. A mi me encanto la pelicula, me divertí mucho :)

Deja un comentario