Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald

animales-fantasticos-y-donde-encontrarlos-aficheTítulo Original: Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald
Estreno Original: November 16, 2018
Director: David Yates
Guión: J. K. Rowling
Reparto: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Ezra Miller, Zoë Kravitz, Callum Turner, Claudia Kim, William Nadylam, Kevin Guthrie, Jude Law, Johnny Depp.

Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald es la segunda entrega de la serie de películas Animales fantásticos, y continuamos donde terminó la primera. Grindelwald estaba siendo trasladado a Gran Bretaña para ser juzgado por sus crímenes, pero logra escapar de la custodia y huye a París, donde reunirá más seguidores. De vuelta en Gran Bretaña, el pobre Newt Scamander no puede tomarse un descanso, puesto que Dumbledore viene a interrumpir su vida de cuidado de criaturas mágicas para convencerlo de ir a París para ver qué pasó con un cabo suelto de la última película.

Para una película llamada Animales fantásticos, no había muchos de esos. Pero los pocos momentos dedicados únicamente a ellos fueron visualmente impresionantes. Y aunque que el niffler y el bowtruckle regresaron, solo fue el primero el que realmente ayudó a avanzar la trama.

Para una película subtitulada Los crímenes de Grindelwald, en realidad no lo vimos cometer ningún crimen grave, aparte de escapar de la prisión y la batalla cerca del final de la película. El mayor crimen allí es la falta de acento británico de Johnny Depp.

Hablando de Johnny Depp, ¡buenas noticias! Está mejor aquí de lo que lo ha estado en mucho tiempo. Logró representar a un Grindelwald espeluznante de maneras sutil, un populista nato con destellos de bondad retorcida. Dicho esto, la línea que dijo sobre París fue algo fuera del personaje y algo más típico de los personajes promedio de Depp. Pero hizo que algunas personas en la audiencia soltaran una risita.

Ahora, Jude Law era muy encantador e incluso divertido, pero no del todo Dumbledore. No actuó del todo bien en sus momentos más caprichosos, ni en los más serios. Aunque este Dumbledore es un hombre mucho más joven que el que conocemos en la serie de Harry Potter, no posee las excentricidades por las cuales lo conocemos. ¡Pero sí que sigue siendo bueno manipulando a los más jóvenes a hacer su trabajo!

En cuanto a la descripción de la relación entre estos dos poderosos magos… bueno, hay subtexto: una escena con el Espejo de Oesed que estableció el vínculo que tuvieron cuando eran jóvenes, así como algunas palabras que Dumbledore le lanzó al Ministro de Magia sobre cómo él y Grindelwald solían ser incluso más que hermanos.

Eddie Redmayne, aún incómodo con el mundo alrededor pero de buen corazón, no tuvo tiempo suficiente para brillar como Newt Scamander. Demasiados personajes con “tramas de relevancia”. Aún así, el núcleo del drama es si Newt se unirá a la lucha contra Grindelwald o simplemente permanecerá al margen, ignorando todo menos sus criaturas mágicas. Tanto Dumbledore como su hermano, el auror Theseus Scamander (Turner), tratan de hacerle comprender que no puede darse el lujo de no elegir un bando.

Al final, es Leta Lestrange de Zoë Kravitz la que cambiará el rumbo en su decisión final. Kravitz estuvo increíble, incluso si la revelación de una subtrama importante con respecto a ella y Credence Barebone (Miller) es tan innecesariamente intrincada que parecía que lo sacaron de una telenovela. Dicho esto, la escena del flashback en Hogwarts fue, ejem, mágica; ¡Y los niños elegidos para los jóvenes Newt y Leta fueron increíbles!

Credence (Miller) fue una decepción ya que era básicamente un Macguffin, pero considerando la situación del personaje al final de la película, seguro tendrá un mejor papel en la siguiente secuela. Luego está la Nagini de Claudia Kim, quien, a pesar de toda la controversia por su presencia en la película, tuvo muy poco que hacer.

Finalmente, Tina Goldstein (Waterston), Queenie Goldstein (Sudol) y Jacob Kowalski (Fogler) regresaron de manera cumplidora en sus papeles, incluso si no estoy de acuerdo con lo que le hicieron a Queenie.

Tal vez sea por el enorme elenco, pero parece que apenas sabíamos de los personajes aparte de su utilidad para avanzar en la trama, ser fuentes de información, o simplemente fanservice. Había tanta información nueva, que con un desarrollo adecuado, ¡podrían haber una miniserie con ésta! Sí, todo fue muy interesante, incluso si la narrativa estaba por todas partes.

Obviamente Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald es visualmente impresionante. La magia utilizada es hermosa y entretenida. La secuela de apertura y la batalla final valieron muchos de los problemas que tiene la película. Y, por supuesto, la banda sonora es hermosa, con James Newton Howard regresando para hacer un buen uso de la banda sonora de Harry Potter como la base de algo más adulto y tenso, pero aún así mágico.

Dicho esto, J.K. Rowling debería haber escrito esta película como un libro primero, y dejar que un guionista real haga el trabajo de adaptarla su versión al cine. O más fácil, tener un co-escritor para el guión. “Diga, no muestre” puede funcionar en libros, pero no tanto en películas. Además, J.K. Rowling ha hecho un retcon descarado a un personaje por puro fan service, y ha agregado al backstory de otro de manera no muy convincente. Por supuesto, esto último podría ser simplemente Grindelwald mintiendo.

Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald seguramente será motivo de más de una conversación interesante entre los fanáticos. Una incluso comenzó tan pronto como terminó la proyección.

Rating: ★★★¼☆ 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.