Hit & Miss (Show Británico)

hit-and-miss-uk-series

El comercial comienza, Chloe Sevigny lee una carta y -por alguna razón, lo hace sorprendida- nos dice que tiene un hijo. Bueno, ¿eso es raro, no? Si necesitamos que nos lo digan más claro, el personaje de Sevigny toca la puerta y nos dice que ella es el padre del niño. Por supuesto que tengo que ver el show.

Hit & Miss es un show británico de seis episodios transmitido por Sky Atlantic el año pasado — y está por ser transmitido en América Latina — que sigue la vida de Mia (Sevigny), nacida como Ryan, una persona que esta haciendo la transición de hombre a mujer y resulta ser una asesina a sueldo. Mia parece ser una asesina a sueldo de fiar, una de las mejores si le creemos a su jefe Eddie (Peter Wight). Muy parecido a cómo lo hizo Leon, Mia lleva una vida simple sin ningún compromiso- no tiene familia (o no tiene contacto con ellos), no tiene amigos, no tiene vida social. Mia sólo vive para su trabajo, que le da los recursos necesarios para su transición. En estos momentos se encuentra ahorrando lo suficiente para su cirugía genital (“bottom surgery” ¿cómo se dice coloquialmente en español?)

De la nada, Mia recibe una carta de alguien de su pasado, una mujer llamada Wendy con quien Mia tuvo una relación cuando aún era un hombre, quien le informa que está muriendo de cancer y que Mia es el padre de un niño, a quién también ha llamado Ryan (Jorden Bennie).

Sin embargo, la transición de asesino a sueldo a madre de familia no es tan fácil porque hay toda clase de fricciones con los otros hijos de Wendy — especialmente los mayores — la hija mayor Riley (Karla Crome) de 16 años, el jovencito Levi (Reece Noi), y la más pequeña Leoni (Roma Christensen). Hit & Miss básicamente sigue la vida de Mia mientras aprende sobre la responsabilidad de cuidar a sus hijastros, encuentra la forma de conectarse con su hijo, lidiar con problemas de su pasado y su nueva relación con Ben (Jonas Armstrong), además de balancear — inconclusamente — su vida familiar con su trabajo, ya que todo se hace más problemático con el más grande de los tarados, John (Vincent Regan), quién la odia desde el primer encuentro.

Hay harto de elementos que me agradan y desagradan del show, pero lo que más destaca es la actuación de Sevigny y la de su hijo en pantalla, Jorden Bennie, quien REALMENTE trata de encontrar alguna conexión con su padre transgénero durante todo la serie. Sin embargo, Hit & Miss sufre de falta de enfoque. Me desagradó un poco cuando añadieron a Liam, el personaje de Ben Crompton y lo hicieron ver como “el fulano raro que es más que eso,” utilizándolo para resolver el conflicto del embarazo de Riley. Solo fue creado para que lo culparan, ¿por qué no deshacerse de la historia? Ya había suficiente contenido, y esa historia ya estaba lista para darle tiempo a Mia y la relación con su “vieja” familia, quienes se aparecieron mágicamente en el último episodio sin dejar el tiempo suficiente para explorar. Sí, entendido, Mia esta mal de la cabeza- pero no es porque sea transgénero, sino por lo violente que fue su padre.

A pesar que Hit & Miss nunca utiliza las escenas sexuales de manera para atraer y alimentar nuestra imaginación — a excepción de esa escena donde Mia nos explica cómo es tener sexo con una mujer transgénero — el show es bastante gráfico con escenas que Sevigny completamente desnuda que puede molestar a algunos miembros de la audiencia, además de un poco de violencia bastante gráfica. Después de todo, Mia ES una asesina a sueldo, a pesar que le van saliendo las cosas de mal en peor.

Nota: NO TIENE sentido que Mia tenga todo ese dinero guardado y que no pueda pagar su cirugía. ¿Cuánto cuesta una cirugía en el reino unido?

Cuarto de estrella extra por la actuación.

Rating: ★★★½☆ 

amy

Editora de YAM Magazine, diseñadora de web, y blogger de medio tiempo. Adicta a las películas, la música… y últimamente adicta a las series (a.k.a. TV).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.