Lágrimas de Amor

Título Original: Ae Dil Hai Mushkil
Estreno Original:
 October 28, 2016
Director: Karan Johar
Guión: Karan Johar
Reparto: Ranbir Kapoor, Anushka Sharma, Aishwarya Rai

Lo más reciente de Karan Johar llega a las pantallas peruanas, convirtiéndose en la segunda después de Mi Nombre Es Khan, marcando el debut de todos los actores del reparto en pantallas peruanas (¿y América Latina?). Es importante notar que la expansión de películas comerciales no-americanas llega en un momento en el cual se ha hecho más importante doblar el contenido, a menos que se cuente con una base de fans muy dedicados para darle la oportunidad de una segunda semana en taquilla; algo bastante complicado de lograr debido al limitado número de cines y pantallas para un mayor número de estrenos en el año.

Aunque inicialmente se vendió como una cinta estelarizada principalmente por Aishwarya Rai, dándole primer plano en los créditos como estrella principal, Ae Dil Hai Mushkil, que se traduce como “ay, corazón, es difícil,” se centra en la vida de un popular cantautor llamado Ayan Sangar (Kapoor), quien está siendo entrevistado por su talento para las canciones muy emotivas sobre el rompimiento (en un país donde las canciones de películas reinan en las listas musicales) — como la del título — además de Saba Taliyar Khan (Rai), la poetiza detrás de sus letras; y la mujer detrás de ese “corazón partío,” Alizeh Khan (Sharma).

Johar aún posee su (a veces indulgente) habilidad para la auto-referencia, comenzando con Ayan quien se presenta ante Alizeh como Rahul (de KKHH) e incluso se toma la molestia de mostrar la ahora icónica manera en que sus personajes tocaban sus narices, estableciendo a Ayan y Alizeh como amigos inseparables instantáneos. La química entre ellos no se compara al amor que le tienen al diálogo dramático de las películas antiguas de Bollywood, lo que termina causando alguna fricción con la novia de uno, Lisa D’Souza (Lisa Haydon en su cameo) en una extraña cita doble que también cuenta con Imran Abbas, quien interpreta a la pareja de la otra. Como la fanática musulmán del cine indio que es, Alizeh no duda en presentarse como Khan, notando que ella no es terrorista. Por supuesto.

Lágrimas de Amor continúa su desarrollo como una típica historia de Johar— hay item songs que no empujan la narrativa –no soy fan de la moda EDM bailable en la mayoría de películas modernas del cine indio– hay una secuencia en una discoteca (The Breakup Song [clip] que cuenta con la aparición de Alia Bhatt), viajes a locaciones exóticas [1] (aunque con una razón) que muestra una escena con Ranbir interpretando a su padre, Rishi Kapoor, en Chandni (con sweater ochentero y todo) y Anushka Sharma como Sridevi con su sari amarillo en la secuencia de Mitwa [clip], incluso riéndose de DDLJ (y otras cintas) que cuentan con escenas en la nieve. Sin embargo, aunque es una típica película de Karan Johar, también es una mejora de la caracterización de sus personajes— Anushka y Aishwarya parecen mucho más reales, en lugar de los arquetipos [la heroína, la mejor amiga, la mala, Madre India]. En los últimos dos o tres años, el cine comercial de la india ha estado mejorando los personajes para sus actrices. Hay deficiencias, por supuesto, pero tan solo permitir que Alizeh tenga defectos que la anclan a su pasado -aunque Fawad Khan sea super guapo- la hacen más real que cualquiera de los intereses amorosos que Johar ha creado. El conflicto está mucho mejor establecido en la realidad, que cuando llega con la secuencia de Channa Mereya [clip][letra traducida al inglés], te destruye… lo que me lleva a Ranbir. Generalmente no soy fan de sus personajes emo tristones— su más celebrado, Rockstar, en el cual también interpreta a un individuo que debe experimentar el sufrimiento amoroso para encontrar a su artista interno. Su Ayan es mucho más emotivo y ligeramente más maduro, no solo por su propio crecimiento, pero también es elevado por la calidad de caracterización de sus co-estrellas.

Mi queja más grande es que durante la producción de la película, ésta se promocionó constantemente como una historia centrada en Kapoor y Aishwarya, tal vez para ignorar el hecho que la cinta que habían recientemente estrenado con Kapoor y Sharma, Bombay Velvet, había sido un bombazo de taquilla. A pesar de su poca participación, Rai logra quebrar algunos moldes — una mujer de más de 40, divorciada, que se involucra con un hombre más joven, y es sexualmente activa — pero se nota que el cine indio aún no sabe qué hacer exactamente con sus “heroínas” de +40 años, especialmente sino están interpretando el papel de madre de alguien -a veces- cercano en edad.

A pesar de todo ésto, sip, ADHM es la oda de Karan Johar al Amor Verdadero, el Friendzone. Me gustó, me lo creo.

Rating: ★★★½☆ 

Nota: Gente, Aishwarya es una mujer sexualmente activa en la película, y aunque no es nada explícito, no lo hagan raro y lleven a sus hijos. La última vez, una niña como de tres años estaba muy aburrida cuando su mamá la llevó a ver Fan. Ya pues, no se pasen. xD

Nota 2: Shahrukh Khan solo tiene un cameo. No esperen más.

amy

Editora de YAM Magazine, diseñadora de web, y blogger de medio tiempo. Adicta a las películas, la música… y últimamente adicta a las series (a.k.a. TV).

Deja un comentario