X-Men: Días del Futuro Pasado

xmen-daysofuturepast-poster

Título Original: X-Men: Days of Future Past
Estreno Original: Mayo 23, 2014
Director: Bryan Singer
Guión: Simon Kinberg
Reparto: Hugh Jackman, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Ian McKellen, Patrick Stewart, Halle Berry, Anna Paquin, Ellen Page, Peter Dinklage, Evan Peters, Fan Bing Bing, Nicholas Hoult, Omar Sy.

Muy aparte de ciertos agujeros en la trama, la franquicia de X-Men está de nuevo en marcha hacia grandes cosas.

X-Men: Días del Futuro Pasado se basa en una famosa saga de cómic escrita Chris Claremont. Digo solo basada porque ahora es la mente de Wolverine (Jackman) la que viaja al pasado, en lugar de la de Kitty Pryde (Page), aunque de alguna manera es ella quien hace posible todo esto. Por otro lado, Mystique (Lawrence) ahora está detrás de Bolivar Trask (Dinklage), creador de los Centinelas, en lugar del senador Kelly, que ya se utilizó en otras películas de X-Men.

Tenemos dos líneas argumentales principales: el horrible futuro donde todo es sombrío y todos usa ropa de cuero negro. Hay caras conocidas como McKellen y Stewart como Magneto y el Profesor X respectivamente, Berry como Storm y, por supuesto Wolverine está ahí. Ellos se unen a Kitty Pryde, Iceman (Ahsmore) y Coloso, y caras nuevas Blink (Bing Bing) , Bishop (Sy), Sunspot y Warpath. Kitty tiene una técnica que envía la mente de alguien al pasado dentro de su cuerpo más joven, y así es como este grupo ha sobrevivido mientras que la mayoría de los mutantes (y sus amigos humanos) han sido asesinados por los Centinelas. Se decide que hay que viajar en el tiempo a los años 70 para evitar que suceda todo esto, y el único que puede sobrevivir el viaje es, por supuesto, Wolverine.

Luego está la década de los años 70, donde Wolverine encuentra a unos jóvenes Magneto (Fassbender) y el Profesor X (McAvoy) e intentará convencerlos de la necesidad de impedir que Mystique asesine a Trask e inicie involuntariamente el Programa Centinela.

Aunque he hablado más del futuro, es en el pasado donde sucede la historia principal. Y aunque las escenas de acción y manifestaciones de poderes mutantes son impresionantes, es el drama el que tiene el papel central. Especialmente el drama del Profesor X.

Sí, aunque es Wolverine quien conecta ek futuro y el pasado, este es el show del Profesor X. La trama principal es salvar al mundo de un terrible futuro, pero también se trata de la devolución de la visión y empatía a Charles Xavier, que de alguna manera se perdió entre X-Men: Primera Generación y esta película. Charles ha renunciado voluntariamente a sus poderes y ha perdido la esperanza, y como dice Beast (Hoult) en esos primeros momentos , “no hay un profesor aquí”. Ayudado por Wolverine, éste es también un camino de redescubrimiento para Charles. ¡Y McAvoy te lo vende bien!

Es una pena que Magneto (Fassbender) por su parte no haya cambiado mucho, pero la trama no necesitaba que lo hiciera. Su relación con el Profesor X es tan complicada como siempre, lo cual sigue siendo muy entretenido de ver, sobretodo al contrastarla con lo cansados que se ven Magneto y el Professor X en el futuro al darse cuenta el tiempo que perdieron luchando. Fassbender y McAvoy siguen trabajando muy bien juntos, y se complementan en el lado emotivo estupendamente.

Jennifer Lawrence está más cerca de la Mystique que conocemos, aunque ella es más un símbolo que un personaje completamente tridimensional. Pero en última instancia es su decisión la que da forma al futuro (ya sea dentro de la película, como el de la franquicia). Aunque sigue sin gustarme el tono de azul que usan para su maquillaje (o el de Beast). Esto puede sonar como una crítica tan pequeña, pero ¿por qué está el azul que usan es tan brillante?

Aparte de eso, los efectos visuales de la película son muy buenos y distintivos, y se aprecia bien la caracterización tanto de los años 70 y como la del futuro distópico. Además, me gustó la utilización de la banda sonora de John Ottman, aunque no puedo felicitarlo por la edición de la película, que se sintió apurada por momentos.

Por último , tengo que hablar de Quicksilver. Muy aparte de su no tan genial apariencia, sus pocas escenas fueron impresionantes y son lo mejor de Singer que hecho respecto al uso de acción y efectos especiales junto con la escena escena de Nightcrawler en la Casa Blanca en X-Men 2. Es una pena que el personaje fuera solo usado como medio para un fin, pero por otra parte, tuvo más tiempo de pantalla que cualquier otro personaje no principal.

Al final, a pesar de Fox y Singer dijeran que esta película era una manera de unir a todas las películas de X-Men, está muy claro que X-Men: Días del Futuro Pasado quiere que nos olvidemos de X-Men: La Batalla Final X-Men Orígenes: Wolverine. Este es definitivamente un nuevo comienzo para la franquicia.

Rating: ★★★★☆ 

Nota: Hay una escena post-créditos, y está firmemente unida a la próxima película de la franquicia~

2 Respuestas

  1. 17 febrero, 2015

    […] reacción. Tengo un vínculo muy fuerte con la franquicia de X-Men, así que me maravillé con Días del Futuro Pasado, me conmoví con la madre que trataba de poner su vida en orden que interpretó Patricia Arquette […]

  2. 8 agosto, 2016

    […] Por otro lado, aunque Quicksilver no tuvo una escena espectácular como la versión de X-Men: Días del Futuro Pasado, su personalidad era mucho más cercana a la de los cómics. Principalmente porque estaba junto a […]

Deja un comentario