Lady Bird

Estreno Original: Noviembre 13, 2017
Director: Greta Gerwig
Guión: Greta Gerwig
Reparto: Saoirse Ronan, Laurie Metcalf, Tracy Letts, Lucas Hedges, Timothée Chalamet, Beanie Feldstein, Stephen McKinley Henderson, Lois Smith, Jordan Rodrigues, Marielle Scott, Odeya Rush

Lady Bird es el debut como directora en solitario de Greta Gerwig, ¡y es uno muy bueno! Obtener el control total del proceso creativo funcionó bastante bien para ella, tanto como escritora como como directora de actores.

Esta es la historia coming-of-age de la adolescente Christine McPherson (Ronan), que prefiere ser llamada “Lady Bird”, a quien le encantaría estudiar en la costa este, especialmente para escapar de su nativa Sacramento, California. Esta es también una historia de una relación madre-hija, donde ambas poseen fuertes personalidades que las hacen chocan a menudo debido a sus diferentes visiones del mundo y etapas de vida.

Esta película está ambientada entre el 2002 y el 2003, donde el 11-S aún era una herida reciente en EE.UU. Y la tensión en Medio Oriente se muestra como fondo constante a través de actualizaciones diarias en las noticias.

La representación de las experiencias adolescentes de Lady Bird son dolorosamente correctas con todos los esperados problemas con la familia, los amigos, la escuela y los chicos. Los momentos difíciles no eran exagerados y el equilibrio entre el drama y el humor era casi perfecto. Si bien no todos se podrán relacionar con las experiencias de esta muchacha, estas son mostradas con tanta honestidad y realismo que me dejó preguntándome si era algo biográfico para Greta.

Saoirse Ronan es increíble como Lady Bird, que puede estar equivocada e ignorante a los problemas de otras personas, pero que es básicamente una buena persona. La mejor actuación además de Saoirse fue la de Laurie Metcalf como la madre de Lady Bird. Las interacciones de las actrices eran crudas y realistas. Y tal vez es porque tengo “cierta edad”, pero sentía que podía relacionarme con ambos personajes, tanto como un adulto con responsabilidades, y como alguien que aún recuerda cuán sensibles pueden ser los adolescentes.

Por otra parte, no había eslabones débiles en el elenco, desde su mejor amiga (Feldstein), a sus “intereses románticos” (Hedges y Chalamet), los “niños ricos”, su padre (un increíble Letts), su hermano, la novia de su hermano, y los maestros de su escuela católica (Smith como la fantástica Hermana Sarah Joan y un Henderson como el agridulce Padre Leviatch). También fue interesante que la estricta escuela católica fuera representada como una simple parte de la vida, sin juicios negativos o positivos.

Lo único que puedo culpar a esta película es que a pesar de su gran guión, tuvo un momento muy cliché de la chica tratando de ser otra persona para encajar con los “chicos populares”, hasta que se da cuenta de que no vale la pena. Pero aún así estos momentos se transmitieron mejor de lo que suelen ser cuando se utiliza este tropo.

Lady Bird es una película fantástica cuyas nominaciones al Premio de la Academia están bien merecidas, especialmente las de actuación.

Rating: ★★★★☆ 

Deja un comentario