Star Wars: Los Últimos Jedi

star-wars-despertar-de-la-fuerza-afiche

Estreno Original: Diciembre 15, 2017
Director: Rian Johnson
Guión: Rian Johnson
Reparto: Mark Hamill, Carrie Fisher, Adam Driver, Daisy Ridley, John Boyega, Oscar Isaac, Andy Serkis, Lupita Nyong’o, Domhnall Gleeson, Anthony Daniels, Gwendoline Christie, Kelly Marie Tran, Laura Dern, Benicio del Toro.

Star Wars: Los Últimos Jedi es la película de Star Wars que toma los mayores riesgos, ¡y en su mayoría dan sus frutos!

La historia continúa casi inmediatamente tras los eventos de Star Wars: El Despertar de la Fuerza, puede que La Resistencia le haya dado un gran golpe a La Primera Orden con la destrucción de la base Starkiller, pero La República fue destruida, por lo que están prácticamente solos y deben encontrar una nueva base mientras son perseguidos. Mientras tanto, Rey intenta convencer a Luke Skywalker para que la entrene en las enseñanzas Jedi.

Primero lo primero, Rian Johnson es un mejor cineasta que J. J. Abrams. Algunos de sus tomas, desde sus encuadres hasta el uso de colores, eran pura poesía y daban ganas de tenerlos en alta resolución para poder imprimirlos y ponerlos en una pared. Por supuesto, el crédito también va para el director de fotografía Steve Yedlin.

La forma en que se filmó parte de la acción también fue algo que no habíamos visto antes en Star Wars. Dos escenas en particular destacaron por encima del resto: una fue una batalla espacial donde La Escena se repitió desde diferentes ángulos para ayudar a procesar el alcance del increíble momento presenciado, y me recordó las veces que he visto momentos así en el anime. El otro fue una increíble batalla de sables de luz claramente inspirada por las películas de Samurai. Ligeramente relacionado con esta estética, hay una escena del pasado contada desde dos puntos de vista, para al final llegar a la verdad en una especie de Rashomon Light.

La música de John William se usó mejor esta vez, con los tema de cada personaje mejorando el ambiente de las escenas. Esto ayudó especialmente al caso de las escenas de Rey y Kylo Ren, ya que esta es la segunda vez que los escuchamos en las películas de Star Wars.

Y así, llegamos a los personajes. El enlace entre Kylo Ren (Driver) y Rey (Ridley) fue una parte integral de la película, y ver cómo terminan estos personajes al final de la película fue fantástico. Sus escenas juntas fueron bien actuadas, y tan intensas, que un simple roce de manos comunicaba mucho más. Además, su coreografía de pelea fue perfecta porque se sentía tan real. Aprecio que esta nueva trilogía tengan bastallas con sables de luz que son no solo creativas y creíbles, sino interesantes de ver, sin un uso excesivo del CGI.

Pero ellos no fueron los únicos dúos entre un hombre y una mujer que tendríamos en la historia. Están Poe Dameron (Isaac) y la Vicealmirante Holdo (Dern), quienes tenían posiciones encontradas sobre cómo deberían funcionar las cosas en La Resistencia, lo que llevó al personaje de Isaac a nuevos lugares, no siempre agradables, que mostrando no sólo sus defectos sino el aprendizaje por el que debe pasar para convertirse en el líder que Leia quiere que sea. Por otro lado, el personaje de Dern era una representación sorprendente de un nuevo tipo de lideresa, tan diferente a Leia pero también fuerte y leal, que al final entiendes por qué Leia la tienen en tan alta estima.

El otro dúo fue formado por Finn (Boyega) y Rose (Tran), quienes nos llevaron a lo que básicamente era una misión secundaria que debilitó el segundo acto, porque sintió que podría haberse convertido en algo aparte. Las escenas de Canto Bight, aunque fueron interesantes de ver, podrían haberse ajustado para ahorrarnos algo de tiempo en la edición final. Dicho esto, disfruté el tiempo que pasamos con ambos y con BB-8 (y, finalmente, con DJ interpretado por Del Toro) que casi me gustaría que tuvieran su propia película, ampliando los temas oscuros implícitos y con menos toques de humor.

En cuanto a los actores de la trilogía original, Hamill y Leia regresan mejor que nunca, ambos llevando a sus personajes en nuevas direcciones, no solo evolucionando sino mostrando la Fuerza de formas nuevas e interesantes. No puedo imaginar lo que sucederá ahora con el Episodio IX, con el sentido fallecimiento de Carrie Fisher, y siendo Leia más importante que nunca para la Resistencia.

En cuanto a los malos, el Snoke de Serkis es simplemente lo mejor. Su lenguaje corporal y la inflexión de su voz elevan lo que es un personaje CGI no siempre realista. Luego, está el General Hux (Gleeson), que tiene mucho más que hacer en esta película, aunque llevaron a su personaje a una dirección inesperada, lleno de humor negro que me recuerda un poco a Monty Python. La única decepción fue Phasma (Christie), quien aunque estuvo más presente, fue infrautilizada de modo criminal.

Se agrega que sí, los porgs son geniales. Y el hecho de que fuera obviamente animatrónicos y marionetas funcionó a su favor. Sus momentos con Chewbacca fueron estupendos. Aunque amo a los zorros de cristal aún más.

Star Wars: Los Últimos Jedi es una película altamente entretenida, que agrega un toque de humor a los temas más dramáticos de la unión y el auto-sacrificio. Y aunque la película dejó algunas preguntas sin respuesta y volvió a otras irrelevantes, y me hizo preguntarme cómo van a estar las cosas en el Episodio IX, también logró darnos tantos momentos que te dejan con el corazón en la boca que hacen que esta película no sea adecuada para los fans con problemas cardíacos. Y ese es un gran elogio.

Rating: ★★★★☆ 

Esta película está dedicada a Carrie Fisher, y es posible que se me saliera una lágrima cuando tal texto apareció en la pantalla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.